Fibrosis después de un procedimiento Estético

Fibrosis después de un procedimiento Estético

En términos generales, la fibrosis es una formación excesiva de tejidos fibrosos, generada a causa de una patología que consiste en problemas circulatorios, que a su vez sobre estimulan la producción de colágeno o también como el resultado de una inflamación crónica.

Sin embargo, cuando aparece como consecuencia de un procedimiento estético externo se le denomina fibrosis post quirúrgica, se concentra en el área de la cicatrización, donde se forma más tejido fibroso del requerido, y puede causar dolor intenso.

Puede haber casos en los que la presencia de este tejido sea irregular debido a que no siempre la desinflamación es equilibrada en toda la zona intervenida. En este sentido, solo llamaríamos fibrosis a aquellos casos que se extienden en el tiempo establecido y más allá de las irregularidades habituales del comportamiento de la piel (varía de un paciente a otro) que debería mantener patrones similares.

En primer lugar, debemos establecer que cualquiera que se someta a una liposucción o sus variantes (Sueva brisa, lipoescultura, abdominoplastia, etc.) desarrollará fibrosis, y esto ocurre porque cuando las cánulas extraen la grasa suelen crean heridas internas cuyos tejidos deben regenerarse.

Como resultado, se forman hematomas y edemas en el interior del cuerpo que al cicatrizarse se manifiestan en el exterior como protuberancias endurecidas que deforman el resultado final del procedimiento.

Igualmente, puede que se acumulen masas de grasa fuera de los adipocitos que no se extraigan y luego, al degenerarse, formen fibrosis. También cúmulos que contienen fibras de colágeno que al desplazarse liberan la sustancia endureciendo la piel que los rodea.

El riesgo de fibrosis es proporcional al tamaño del corte y la cantidad de sangrado durante el procedimiento. De igual manera, hay personas que son propensas a cicatrizar más de lo necesario.

Para evitar estos efectos secundarios, lo ideal es seguir las indicaciones post operatorias del cirujano, principalmente guardar reposo mientras la piel se acostumbra a su nuevo volumen, se recomienda el uso de fajas elastocompresoras, masajes post quirurgicos y/o drenaje linfático, aunque también se recomiendas tratamientos con aparatología.

¿Se puede quitar?

Actualmente existen diversos tratamientos y procedimientos que ayudan a la reducción e incluso sanación absoluta de la fibrosis recomendados por un profesional. Desde la mesoterapia también se ofrecen productos, para la recuperación de los tejidos.

Productos Recomendados:

FIBROSIPLUS
FIBROSIPLUS
FOSFATIDILCOLINA
FOSFATIDILCOLINA
AMPELOPSINA
AMPELOPSINA
X